Panela pulverizada BIO 500 gramos. Doypack.

Precio de oferta Precio €3.20 Precio habitual

La panela es azúcar integral de caña que se obtiene a partir del jugo de la caña de azúcar. Los métodos de elaboración son muy tradicionales y consisten, básicamente, en la evaporación sucesiva del jugo mediante varias ebulliciones, que al perder humedad y secarse cristaliza.

Al ser un producto natural todos los componentes nutricionales de la caña de azúcar continúan estando presentes en la panela, así como los minerales, aminoácidos y vitaminas. Al contrario de lo que sucede con los azúcares blanquilla y moreno, que pierden estos valores en el proceso de refinado.

Estas son las cualidades que podemos destacar, por ser las más beneficiosas para la alimentación humana:

Vitaminas

En la panela podemos encontrar, en distintas proporciones, vitaminas A, B (B1, B2, B3, B5, B6, B8 Y B9), C, D y E, cada una de ellas beneficiosa para distintos aspectos del funcionamiento del organismo.

Minerales

Magnesio, calcio, fósforo y hierro en cantidades que van desde los 10 a los 80 miligramos. En menores cantidades potasio, manganeso, zinc, cobre, flúor y selenio. Es importante señalar que la panela puede actuar como un efectivo anticaries por dos razones. La presencia de fósforo y calcio, fundamentales en la estructura dental cuando esta se está desarrollando y los cationes alcalinos del potasio, magnesio y calcio, que pueden neutralizar la acidez de la flora bucal. Esto hace de la panela un edulcorante muy recomendable en los dulces consumidos por niños.

Con estas cantidades podemos decir que 100 gramos de panela suponen el 15% de la cantidad diaria recomendada de vitaminas y minerales en una persona adulta. Pero hemos de tener en cuenta que, a pesar de todos estos beneficios y de su ventaja con respecto al azúcar refinada, la panela no puede considerarse un alimento como tal, ya que la cantidad que consumimos es tan pequeña que el aporte que se hace al organismo de vitaminas y minerales es poco significativo.

Hidratos de carbono

La panela tiene una composición de 83% de sacarosa y un porcentaje más pequeño de otros azúcares, como glucosa y fructosa (6% de cada uno).